Anuncios
  • Twitter

  • Categorías

  • Entradas

    febrero 2018
    L M X J V S D
    « Oct    
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    262728  

Viajar… para casarte

weddingmooninspain

El viaje es algo indestriable del mundo de las bodas. Sin duda, el paradigma de la relación entre el viaje y el matrimonio está en los viajes de bodas, habituales después de casi todo nuevo enlace matrimonial. Pensando en destinos de bodas, el referente que seguramente nos vendrá a todos a la cabeza es Las Vegas, seguido de otros destinos más o menos “exóticos”, como Bali o Phuket. Ciertamente hasta hace bien poco los viajes para casarse eran una excepción reservada exclusivamente para enlaces más impulsivos que serios en el primer caso, y un privilegio para ricos y famosos en el segundo.

La novedad aquí está en la progresiva generalización (sobretodo a nivel económico) del acceso a la posibilidad de avanzar el viaje e integrarlo a la propia ceremonia de enlace, es decir, casarse lejos del entorno habitual y viajar, por ejemplo, a un destino turístico para casarse. Hay varias razones por las que cada vez más parejas escogen esta opción:

1. Singularidad. Se trata de una forma diferente (de momento) de celebrar una boda, que sorprende y divierte a los protagonistas, en el que está llamado a ser “el día más feliz de sus vidas…”.

2. Descontextualización. Casarse en un destino turístico permite contextualizar el evento mentalmente en un entorno agradable: el de las vacaciones, y ello consigue un efecto estimulante para los protagonistas.

3.Los DINK y demás. Si bien alguien puede pensar que las bodas clásicas se pueden encontrar en crisis (como por ejemplo, las “perpetradas” por parejas con vocación religiosa), lo cierto es que existen otros colectivos que han accedido al matrimonio recientemente y con mucha fuerza. Como se sabe, en el caso de los DINK ello es muy celebrado por el sector turístico.

4. La proliferación de las low-cost, ha permitido ampliar el número de personas que se pueden permitir estas ceremonias. Con ellas, el coste de realizar media docena de viajes para los preparativos  y un desplazamiento masivo de 50-100 personas para el día D se ha reducido drásticamente.

5. Evitar demasiados invitados. En algunas ocasiones, los novios reconocen que una boda en un país más o menos lejano, permite reducir considerablemente el número de invitados… Algo especialmente interesante cuando los compromisos “sociales” obligan a invitar a demasiada gente, con la que los novios sinceramente no quieren compartir un día tan especial como éste.

Desde el punto de vista de los destinos, se trata de un nuevo nicho de mercado que permite diversificar la cartera de productos hacia un escenario especialmente bien considerado, por su contribución a las estrategias de desestacionalización del destino, ofreciendo a su vez un volumen de ingresos potenciales muy considerable, dada la naturaleza del producto. Para la mayoría de las personas, el día de su boda será el día en que más dinero se gastaran en todas sus vidas…

Por supuesto, ya existen empresas especializadas en este nuevo formato de enlace matrimonial, como el caso de los profesionales de weddingmoon in spain.

Anuncios

Turismo LGBT

Hace un par de meses publicamos un post llamado Pink Tourism donde se hablaba del turismo LGBT (lésbianas, gay, bisexual i transexual) y su presencia en el Saló Internacional del turisme a Catalunya.

Hoy vamos a presentar el touristgay el primer portal turístico español especializado en el colectivo LGBT.

Este portal dispone de más de 900 establecimientos gayfriendly. Su cobertura es internacional. De hecho, un 25% de las 18.000 visitas mensuales que tienen el portal provienen del mercado estadounidense y un 24% del italiano. Entre los servicios que ofrece están:

  • Promoción de empresas de servicios, comercio y lugares de interés.
  • Información de rutas, descripciones, sugerencias y tours virtuales
  • Mapas de localización, vídeos e imágenes
  • Realización de reservas on line y on request

El touristgay destaca por su oferta especializada y hipersegmentada. Pero ¿es prudente considerar al turismo LGBT como un segmento concreto del mercado, con unas características particulares? Algunos estudios destacan que se trata de un turista joven (entre 30 y 55 años), urbanita, cosmopolita, con un nivel cultural medio-alto, que se guía por la calidad, sigue las nuevas tendencias del mercado, que viaja menos tiempo pero más a menudo (less time-high income), con una alta disposición a viajar, gastan principalmente en ocio, viajes y cultura, planifican sus actividades lúdicas con el manejo de las nuevas tecnologías, y el gasto turístico que realizan supera en un 65% el gasto realizado por el turismo convencional. Además, apuntan estos estudios que se trata de un segmento que experimentará un importante crecimiento.

Si bien se trata de un consumidor con unas particularidades, también es cierto que no dista de las características propias del grupo de los DINK – Double Income /No Kids (Doble Ingresos/Sin Hijos): gente joven, con ingresos, urbanitas, con un nivel cultural medio-alto, que fraccionan sus vacaciones, con una alta disposición a viajar… Con lo cual, crear una marca exclusiva presenta una doble problemática: (1) se están ofertando productos para un segmento que no es suficientemente amplio, pensemos que incluso la cadena de hoteles AXEL que ha hecho un clara apuesta por este nicho de mercado se declara heterofriendly (pues su oferta de dirige también al turismo heterosexual); (2) se contribuye a crear ghettos turísticos, espacios reservados por grupos de visitantes con unas características concretas.

Seguramente, el reto del futuro no será tanto crear ofertas únicas para el grupo de los LGBT, sino crear productos para consumidores respetuosos con la diversidad.

Fast leisure

Un día tendremos que referirnos al slow tourism, el turismo lento, que es una derivada de las slow cities. Pero hoy quiero hacer referencia a su antónimo: el fast leisure, el ocio rápido. Hay tres factores que han ayudado a la creación de este movimiento:
  • Factores demográficos, especialmente la proliferación de los singles, pero también los DINK (doble income, no kids) y parejas maduras que no viajan con los hijos.
  • Factores culturales, ya que se trata de una tendencia urbana, acostumbrada al zápping, a las ofertas plurales y la velocidad de los estímulos.
  • Factores geográficos, que han facilitado el rápido (y económico) acceso de una área de influencia muy amplia.

Pero seguramente el factor esencial ha sido la fragmentación de las vacaciones. Mientras que el tiempo medio del viaje vacacional se reduce, se amplia el número de desplazamientos cortos por motivos de ocio (los short breaks). Este proceso está creando una nueva demanda que reclama ofertas concentradas, diversas, de elevada calidad y de carácter abierto. No se trata por tanto de paquetes, sino de un portafolio de productos que los clientes seleccionan tanto en origen como en destino. Si se confirma la consolidación del fast leisure, tendremos que tener en cuenta nuevos elementos:

  1. La revalorización de la media y la baja temporada. Como saben muy bien los destinos urbanos, el peor mes es el agosto.
  2. La necesidad de crear un catálogo amplio y diverso de ofertas (culturales, recreativas…).
  3. El valor de la innovación y la creatividad. Ganan adeptos los que crean productos ad hoc.
  4. La información debe ser actualizada (on line), compleja, adaptable y, sobre todo, digital.
  5. La importancia del trabajo en red, tanto en la escala micro como en la escala macro.
  6. El nacimiento de nuevos nichos de mercado: el ocio urbano (o rural) es más relevante que el alojamiento o la restauración. ¿Por qué no un vivero de empresas?.
  7. Un argumento más a favor de la emergencia de los eventos.
  8. La accesibilidad es muy relevante. El fast leisure precisa de accesos rápidos. Hay una fuerte correlación entre la emergencia de esta demanda y los vuelos de bajo coste.
  9. Las reglas de juego de la promoción son ahora más complicadas. El objetivo es doble: posicionar la imagen del destino en el imaginario colectivo (imagen pesada), pero también captar la atención de los turistas potenciales con ofertas puntuales de alto nivel (imagen ligera). Es obvio que ambas están relacionadas, pero precisan de estrategias diferentes.
  10. La creación y difusión de ofertas locales en red de alta calidad sólo es posible con una complicidad extrema entre lo público y lo privado. Es la hora de los pactos del turismo.