Eurovegas vs Barcelona World

¿Qué fue primero, el huevo o la gallina? ¿A quién quieres más, a mamá o a papá? ¿Qué es mejor Eurovegas o Barcelona World?

Eurovegas

Archiconocido MACRO proyecto impulsado por el magnate Adelson. Como es sabido, este proyecto ha sido la auténtica ‘canción del verano’: que si se construye en Madrid o en Barcelona, que si habrá que cambiar las leyes sobre el juego y el tabaco, que si habrá ‘juego sucio’ entorno al projecto, etc. Si nos fijamos en las cifras prometidas, es normal que haya tanta polémica, con defensores y detractores por igual: 6 casinos, más de 30.000 habitaciones de hotel, de 50.000 de restaurantes, comercios, teatros, salas de conciertos y campos de golf, todo ello con una inversión superior a los 15.000 millones de Euros.

Barcelona World

El caso es que dos días antes que se hiciera oficial que el empresario americano se declinaba por la opción de Madrid, el gobierno catalán se avanzó presentando Barcelona World, que resumido en cifras sería algo así: 6 parques temáticos inspirados en Europa, EE.UU. Rusia, China, Brasil e India, 12.000 habitaciones hoteles temáticos, tiendas, teatros, centros de convenciones, casinos, oficinas y servicios. Todo ello, al lado de Port Aventura, con el objetivo de llegar a los 10 millones de visitantes al año. La inversión se cifra entorno a los 5.000 millones de Euros.

La cuestión

Piensen un poco en la pregunta, y digan qué prefieren: ¿hoteles y casinos, o casinos y hoteles? A mi humilde entender, más o menos, esa es la diferencia que hay entre los dos macro proyectos turísticos más famosos de las últimas semanas en España. Habrá que ver cómo se concretan ambos proyectos, puesto que aún faltan muchos detalles. Y en cualquier caso, hasta que los dos compejos empiezen a funcionar no se podrá emitir ningún veredicto al respecto. De momento, eso si, nos han mantenido bien ‘divertidos’ con semejante canción del verano. Por favor, que vuelva King Africa.

Anuncios

Visibilidad y reputación online de los destinos turísticos

navegando sobre niebla_Rhodophyta_FlickrHoy en día son pocos responsables de gestionar destinos turísticos que no consideran la red cómo uno de los principales escenarios sobre el que actuar a nivel de comunicación del destino turístico. En este sentido, la mayor parte de destinos tienen presencia online con web, blogs, facebook, twitter, flickr, youtube,… por lo que deben destinar mucho tiempo a su gestión, incorporando algunos de ellos profesionales (internos o externos) dedicados exclusivamente a esta ardua misión de crear, gestionar y monitorizar la presencia online del destino.

Aunque para desarrollar estas funciones hay multitud de herramientas, diversidad de cursos de formación, además de contenidos públicos en la red con mucha información al respecto, normalmente la parte que tiene que ver con la monitorización o seguimiento de las acciones realizadas queda un poco descuidada: si ese vídeo que hemos colgado ha dado sus frutos, qué ha pasado con esa respuesta que dimos en el muro de Facebook,…

Y es para ayudar en esta fase de monitorización de la visibilidad del destino turístico que la gente de la Fundación IBIT ha elaborado la “Guía metodológica para la gestión de la visibilidad y reputación online de un destino turístico” que se puede descargar en el siguiente enlace. Con esta guía se persigue establecer unos protocolos y criterios que permitan a los gestores de la destinación realizar esta acción de monitorización de manera coherente en el tiempo.

Seguramente, se le podrían añadir más elementos o variar los enfoques de análisis, pero es un buen punto de partida para todos aquellos que están interesados en realizar un seguimiento exhaustivo de su visibilidad online. Con todo esto, me viene a la cabeza un post con fecha de 2007 escrito por Javier Garcia Cuenca sobre la gestión del contenido generado por el usuario. En dicho post, complementado por la multitud de respuestas que generó, se exponían ya algunos de los elementos a tener en cuenta para la gestión de la reputación online. Cómo podrán ver, hemos pasado de 2007 a 2012, pero los principios en términos generales se mantienen.

Girona10

Girona empieza el año con una iniciativa turística valiente, atrevida, singular y, cuanto menos, innovadora.

La Asociación de Hostelería de la ciudad ha lanzado una nueva campaña de promoción, con la implicación y complicidad de todo el sector turístico y comercial, que consiste en ofrecer diferentes ofertas turísticas de la ciudad a un precio de 10€ o incluso gratis.

Así pues, a lo largo de un fin de semana (14-15 de enero) será posible alojarse en uno de los hoteles de Girona por 10€, comer en uno de los 48 restaurantes implicados en la iniciativa (10€), conseguir en la OIT cheques de 10€ para comprar en las tiendas de la ciudad (que estarán abiertas de 10 a 22h), visitar el casco viejo con un guía local gratuitamente, entrar en cualquier museo o en la Catedral sin coste alguno… La ciudad se abre al turismo a un precio apto para cualquier público.

Con esta iniciativa, el sector turístico y comercial de la ciudad conseguirá dos objetivos complementarios. Por un lado, promocionar la ciudad de una manera llamativa, original y provocadora. Sin duda la noticia merece una mención en los mass media. Por otro lado, llegar a un segmento de mercado que se convertirá en prescriptor de la ciudad e incluso se fidelizará a una parte de estos turistas (futuros repetidores).

Sin duda, Girona10 es una iniciativa ejemplar, que auguramos será un gran éxito.

Sukienicce Museum Krakow, realidad aumentada en un museo de arte

Si bien es cierto que hablar hoy de realidad aumentada y turismo no es ninguna novedad, si lo son algunas experiencias que se están llevando a cabo en diferentes lugares.

Nos ha llamado la atención el caso del Museo Nacional de Crakovia, ubicado en el edificio Sukienicce, en el casco antiguo de la ciudad. Esta galería alberga la mayor colección de pintura y escultura polaca del siglo XIX. Sin embargo, como tantos otros museos, el Sukienicce no captaba el interés de una gran parte del público poco entusiasmado en la visita de museos de arte. Así pues, se planteó el objetivo de animar al público a visitar el museo y para ello se desarrollo un proyecto a dos niveles: museográfico y publicitario.

Por un lado, el SuKienicce Museum impulsó un nuevo proyecto museográfico basado en el uso de las nuevas tecnologías; y consistía en  relacionar las obras maestras del museo con historias vinculadas a crímenes, romances y guerras. Se seleccionaron las ocho obras más destacadas del museo y se llevaron a la realidad, con pequeñas filmaciones realizadas por actores que interpretaban diferentes escenas vinculadas a dichas obras. En algún caso, se trataba del propio pintor rompiendo a trozos una de sus pinturas antes de una exposición; o la historia de una princesa famosa por sus numerosos escándalos amorosos por toda Europa… Una vez el visitante accede al museo, recibe un iphone con el que, a través de la realidad aumentada, puede visualizar la historia previamente filmada en cada una de las obras seleccionadas.

Por otro lado, cómo captar el interés del público. Se ubicaron por toda la ciudad paneles y carteles informativos de las obras del museo con un número de contacto invitando a la gente a llamar o a escribir un mensaje vía SMS o facebook. Una vez realizado el contacto, el museo responde con un mensaje de texto o voz, un tanto curiosos, pues provienen directamente de los personajes de la obra, que te invitan a visitar el museo y a conocer historias fascinantes.

El impacto de la iniciativa fue espectacular: noticia en medios de comunicación de masas, programas de novedades, visitas de celebridades… Los primeros cuatro meses del proyecto, el número de visitantes ascendió a los 94.000, una cifra nada desestimable para un museo de arte.

 No se pierdan el vídeo, bien merece unos minutos de su tiempo.

Trabajar como turista

 

¿Quién contrataría a unos turistas? Pues en éste caso, alguien interesado en promocionar la calidad de sus establecimientos… La oferta no se esconde: se trata de una ingeniosa (y económica) campaña de publicidad. No es un blogtrip, ni ninguna otra cosa. El modus operandi es aparentemente muy sencillo: contrato a unos turistas para que visiten mis establecimientos, y lo vayan difundiendo todo por las redes; pongo a su disposición un cochazo, Tablet y móvil de última generación, y a correr. El viaje durará 3 semanas (termina el 13 de noviembre), y sus jóvenes protagonistas, Alba Danés y Laura Saula,  tienen todos los gastos pagados y además un sueldo de 1.000 euros… Eso si, el BMW lo tienen que devolver…

La oferta de trabajo se publicó en Infojobs y Linkedin, y como era de esperar, tuvo una gran acojida, con más de 2.000 solicitudes. Decía algo así: “El objetivo es realizar un cuaderno de bitácora, explicativo de todos los lugares y diario, a través de todas las redes sociales sobre el viaje y los establecimientos certificados distinguidos”. Igualmente, su página en facebook está siendo bastante concurrida.

También es cierto que no es nada nuevo. El Departamento de Turismo del estado australiano de Queensland lanzó una campaña similar en forma de concurso, cuyo ganador consiguió un contrato de trabajo remunerado con un sueldo de 100.000 dólares por vivir como turista en una isla tropical durante seis meses. La campaña publicitaria formaba parte de una estrategia de marketing para paliar la caída de visitantes extranjeros a Australia, al mismo tiempo que promocionar la isla de Hamilton, la Gran Barrera de Coral y las playas tropicales de Queensland.

El Apocalipsis Maya: producto turístico

México aborda el 2012 con una rompedora y provocadora campaña turística.

Según auguraron los mayas, se prevé el fin de su calendario para el 21 de diciembre de 2012 y con ello el fin del mundo, el gran cataclismo. Sin embargo, la Junta de Promoción Turística de México, lejos de preocuparse  por tal evento, ha aprovechado la tesitura para darle un giro, y desarrollar su nueva campaña publicitaria, animando a los turistas a visitar  el país antes de que todo acabe.

La campaña de México 2012, en relación con el calendario maya, se presenta como una buena razón para atraer a más visitantes (especialmente con intereses culturales) a los sitios arqueológicos de los estados de Campeche, Chiapas, Yucatán, Quintana Roo y Tabasco. El objetivo está claro, se trata de promover el crecimiento y la prosperidad del país, en lugar de temer el fin del mundo, después de unos años de importante recesión turística debido a los problemas con el narcotráfico. La campaña, además,  es el esfuerzo más reciente de México para superar un flujo constante de publicidad negativa que viene padeciendo el país.

El único problema de la campaña es que si, finalmente, se cumplen los auspicios mayas, México no podrá disfrutar de los éxitos venideros.

Gestión pública del turismo. Nuevos tiempos, nuevos modelos.

En los últimos años, la gestión pública del turismo está cambiando de forma muy acelerada. Y probablemente, los modelos de referencia que hasta hace muy poco eran considerados la pauta a seguir están evidenciando sus limitaciones. Aunque las nuevas formas también tienen algunos agujeros negros y plantean complejos debates de futuro. Hagamos un breve balance.

Los modelos clásicos

El modelo tradicional de gestión pública es una agencia o patronato, financiado en su totalidad con fondos públicos, en los que normalmente participa el sector privado. Como todos los recursos son aportados por la administración, de facto, la gestión de estas agencias es totalmente pública y se centra casi de forma exclusiva en la promoción turística. Los patronatos (la forma más usual en España) gestionan la asistencia a ferias, los viajes de familiarización, los press trip, los folletos y la gestión del portal turístico. Poco más.

Los modelos mixtos

Los modelos mixtos fueron gestados en los años 80 en los países anglosajones y fueron importados a España, sobre todo desde las administraciones locales. Abrió el fuego Turismo de Tenerife, quien en 1992 creó una Sociedad de Promoción Exterior de Tenerife, donde el capital público representaba el 60% y las instituciones privadas el 40%. Pero sin duda, la operación más relevante fue la de Turisme de Barcelona, creado en 1993, en la que el sector privado tenía la mayor parte del capital (y de la capacidad de decisión) de la nueva sociedad. Uno de los ejes del nuevo organismo fue la captación de recursos propios, a partir de la explotación de recursos, como el bus turístico. En 2008, el presupuesto era de 30,7 millones de euros, con un 92% de recursos propios. Hubo diversas variantes del modelo, como Catatour, una iniciativa promovida por el Ayuntamiento de Reus, para la creación y comercialización de productos turísticos de la Tarragona interior. En este caso, el capital público solo representa el 30% de la operación. Al otro extremo, la ciudad de Santiago creó una sociedad anónima muy activa en la gestión de productos turísticos, INCOLSA, con un 100% de capital público.

Free rider

Muchos destinos han intentado seguir el modelo de Barcelona, desde Lloret de Mar a Valencia, Madrid o Cuenca. De hecho, la ley de la Agencia Catalunya Turisme es una adaptación del modelo de Barcelona. En la mayoría de casos, el ente de promoción turística ha asumido también las competencias en la gestión de congresos (con la participación en un Convention Bureau) y la gestión de películas (con una film commision).

Aunque las sociedades obtengan recursos extraordinarios por la gestión de determinados productos (merchandising, itinerarios, transporte, tarjetas, entradas a monumentos…) la promoción turística es una actividad deficitaria. Vender un destino en un país emergente, situar una marca a nivel internacional, crear material promocional o gestionar un portal turístico tiene beneficios para el conjunto de los agentes del destino, pero no para la sociedad o la empresa que los promueve. Y este el problema clásico de free rider. La situación de free rider se dan cuando un agente espera obtener los beneficios generales de una actividad, sin participar de sus gastos. Si la promoción turística se llevará a cabo tanto si participo de la agencia turística como si no, ¿qué incentivo tengo para formar parte?. Por eso, en la mayor parte de los casos, la participación de las empresas privadas se lleva a cabo por un ente que teóricamente las representa (como una Cámara de Comercio o una Federación de Hostelería).

Partner. ¿Hacia un nuevo modelo?

El modelo de partner se estaba llevando a cabo de forma no explícita en algunas acciones de promoción. Desde hace tiempo, las agencias públicas comparten los gastos de la asistencia a ferias permitiendo que las empresas privadas colaboradoras ocupen una parte del espacio ferial. También los clubs turísticos (como los que organizan desde Turisme de Catalunya) comparten la lógica del partner. Sin embargo, los casos de Francia y Londres han dado un paso más en este sistema de colaboración.

Seguramente Francia dispone del modelo de gestión pública más longevo del planeta. La Maison de la France fue creada en 1987, con un 40% de participación privada y un modelo de gestión muy funcional, ampliamente imitado. Tras la controvertida Ley de modernización turística, la Maison de la France pasó a ser A tout France, un nuevo modelo basado en el papel del partenariado. Una empresa puede adherirse a A tout France y obtiene no un bien general (como es la promoción turística de Francia), sino un beneficio particular. Los 1.500 adheridos pueden acceder a utensilios de gestión, formación personalizada, acceso a datos y estudios y la colaboración con una red de expertos situados por todo el país. Es interesante constatar que los principales beneficios están relacionados con el conocimiento: asesoramiento, bases de datos, estudios, formación…

Aún más evidente es la apuesta de la London & Partners, la apuesta de Visit London por la cooperación público – privada creada en abril de 2011. Nuevamente, el objetivo es la captación de colaboradores que obtienen una contraprestación a cambio de su participación en el proyecto de London & Partners (y cuando decimos participación queremos decir aportación económica). En este caso, el catálogo de servicios que obtiene una empresa por su colaboración tiene la extensión del catálogo de Ikea: descuentos en acciones promocionales, participación en fam trips (lo han leido bien, sí), reservas en línea, asesoramiento, acceso a datos y estudios turísticos… Nuevamente, el énfasis en el acceso al conocimiento es muy evidente.

Nos llama la atención que en el caso de Londres, la agencia no solo se preocupa por la captación de turistas. Lógicamente también se amplía a los congresos (London Convention Bureau), la atracción de eventos y la gestión de la ciudad como un plató (London Film Commision). Pero es solo el principio. London & Partners también se preocupa por la atracción de empresas, de organismos internacionales y de estudiantes universitarios. ¿Estamos a las puertas de una reorientación radical de las competencias públicas del turismo?.