Las mejores fotografías de viajes

La 24 edición del prestigioso concurso anual de fotografía, de la revista National Geographic Traveler, tuvo lugar el pasado mes de agosto con la comunicación oficial de los galardonados 2012. El jurado tuvo que decidir entre más de 12.000 imágenes de 6.615 fotógrafos-viajeros de 152 países de todo el mundo. Los expertos valoraron la calidad fotográfica de los trabajos presentados, así como su creatividad.

Entre las fotografías que han optado a algún premio hay imágenes tan espectaculares como el gran árbol de arce japonés del Jardín Japonés de Portland, la de un surfista sumergido tomando una ola en un arrecife de las islas Fidji, o la de una aurora boreal en Noruega.

Entre los premios meritorios, cabe destacar la fotografía de Ken Thorne “Perdidos en el tiempo”. La imagen refleja un antiguo bosque de baobabs, algunos con más de mil años de antigüedad. Es un lugar espiritual, sagrado para el pueblo malgache, casi mágico, cerca de la ciudad de Morondava, en la costa oeste de Madagascar. La figura de un niño provista de una alfombra que cubre su cuerpo y una figura desdibujada a lo lejos, aparecen  entre estos gigantes sagrados, talmente como perdidos en el tiempo.

La fotografía ganadora, “Mariposa” del fotógrafo Cedric Houin, fue tirada en  las remotas tierras Kirguises de Afganistán.  La imagen refleja el interior de la yurta de una família nómada. El contenido de la foto es impactante porque el fotógrafo muestra en esta imagen (donde predomina el color rojo) formas ancestrales de vida, con toques de modernidad.

Por cierto, la ganadora será incluida en la edición de diciembre 2012/ enero 2013 de la revista National Geographic Traveler.

Anuncios

Los souvenirs de Martin Parr

Si existe el fotógrafo del turismo por excelencia, éste es sin duda alguna el controvertido Martin Parr. Su particular mirada, a menudo  icónica, sobre el turismo y su interés por el coleccionismo de souvenirs son y han sido claves en la obra de este magnífico fotógrafo británico.

El Centro de Cultura Contemporanea de Barcelona (CCCB) presenta las fotografías de Parr en el marco turístico, en una exposición titulada “SOUVENIR. Martin Parr, fotografía y coleccionismo” que puede visitarse hasta el 21 de octubre. La exposición, comisariada por Juan Pablo Wert, contiene parte de la obra fotográfica de Parr, como la serie Small World sobre la experiencia turística o el trabajo fotográfico sobre Barcelona y el turismo (encargo específico para la muestra), y objetos de su colección como Boring Postcards o objetos – souvenir.

Es evidente que la fotografía condiciona la forma como se viaja y como se mira el espacio turístico (véase el artículo de Donaire y Galí, 2011). En su estudio Barthes compara las fotografías turísticas con las pornográficas porque ofrecen una interpretación elemental de la realidad, a la que denomina unaria. La fotografía es unaria cuando transforma grandilocuentemente la «realidad», sin desdoblarla, sin distorsionarla. También, Susan Sontag en su obra On Photography es especialmente crítica con la fotografía turística pues  crea una realidad fragmentada, paisajes sin significados, sin contexto y dota de relevancia todo lo que registra. El mismo Parr, conversando con la prensa, apuntaba “cuando se está obsesionado por fotografiarlo todo acabas no disfrutando de la experiencia”. Adoptando parcialmente este tono crítico, lo cierto es que la fotografía turística es seguramente uno de los mejores exponentes de y uno de los elementos básicos de la experiencia turística. No en vano, es significativo que la fotografía naciese casi al mismo tiempo que el turismo.

La exposición reúne, además de la colección de Martin Parr, la del interiorista Juanjo Fuentes, que incluye una colección de objetos fetiches y banales de difícil definición, y una selección de obras de memorables artistas como Joan Brossa o el propio Parr.

Entre algunas de las actividades programadas está el SOUVENIR CROSSING, inspirado en los conocidos book crossing. Se trata de llevar un souvenir que se puede intercambiar por cualquier otro de la colección que va haciendo el público. Por cierto, entrar en la exposición es gratis si se lleva un souvenir.

No es la primera exposición dedicada al souvenir turístico que se hace en Barcelona. En 2009 se presentó, en el DHUB, Efecto Souvenir, una interesante muestra comisariada por Oscar Guayabero sobre estos objetos fetichistas que evocan el viaje realizado y añorado. La muestra del CCCB de Wert coincide con la exposción de Guayabero en que ambas son un extraordinario ejercicio de sociología turística.

2012: El Año Klimt

Viena celebra, el próximo año, el 150 aniversario del nacimiento de su pintor más célebre y universal Gustave Klimt (1862-1918).

Entre algunas de las actividades propuestas para festejar el evento se encuentran las diversas exposiciones y retrospectivas que albergaran ocho museos de la ciudad (Belvedere Inferior, Museo Leopold, Albertina, Museo de Viena, Museo Kunsthistorisches, Museo Austríaco del Teatro, Künstlerhaus y Museo Austríaco del Folclore); la reapertura del último estudio del artista, la Villa Klimt, después de una profunda rehabilitación; visitas guiadas temáticas como “Un paseo por Viena de la mano de Klimt”; recorridos audiovisuales; etc.

En definitiva, la ciudad se convertirá en un gran escaparate sobre la vida y obra del pintor. Un gran evento con el que se espera que las visitas turísticas a la ciudad se incrementen notablemente.

La programación de eventos de carácter cultural (especialmente conmemoraciones) es una estrategia habitual, cuanto menos para combatir la reducción del ciclo de vida del producto turístico, y permanecer en un mercado altamente competitivo que demanda constantemente nuevos productos. Este tipo de conmemoraciones, que celebran el aniversario de algún personaje ilustre y universal, son recurrentes en la mayoría de destinos urbanos. Permiten visibilizar nuevamente el destino en el mercado internacional y son grandes captadores de consumidores de productos fast leisure (un importante segmento de mercado, de este tipo de consumidores, es el de los excursionistas nacionales). Así pues, en los últimos años hemos visto como trascurrían  el Año Mozart en Salzburg y también en Vienna (2006), el Año Cézanne en Aix–en– Provenece (2006), el Año Dalí en Figueres (2004), el Año Gaudí en Barcelona, (2002), entre otros muchos ejemplos.

Sin embargo, organizar este tipo de eventos efímeros de tales magnitudes tiene también sus problemas: altos costes de organización y  promoción, tendencia a estandardizar el producto (siempre se recurre a las mismas actividades: exposiciones, visitas guiadas, audiovisuales, talleres…), la dificultad de dimensionar la importancia del evento o la crisis post-evento. Es decir, ¿qué pasará en Viena el 2013?. Seguramente la ciudad vivirá su propia pequeña crisis turística. Suele ser común que después de la organización de un macro-evento el número de visitantes de la ciudad descienda significativamente el año posterior. A pesar de ello, pronto Viena podrá celebrar otro aniversario, el Año Otto Wagner (100 años de su muerte en 2018) por ejemplo,  y recuperar así su posicionamiento.

Cien años del descubrimiento de Machu Picchu

Fue en 1911 cuando Hiram Bingham descubrió la ciudadela inca de Machu Picchu, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1983. Hace ahora un siglo de tal descubrimiento, y es por ello que el gobierno peruano está celebrando tal acontecimiento por todo lo alto.

De hecho, el pasado jueves 7 de julio fue el día central de las celebraciones con la proyección de documentales, desfiles, escenificaciones, recreaciones de ceremonias tradicionales, espectáculos de luz y sonido…; que se están prolongando a lo largo de todo el mes de julio.

Los actos auguran una buena temporada de visitantes para el Machu Picchu, que ya es uno de los espacios monumentales más visitados de Sudamérica. Sin embargo, sorprende ver que un acto de tal envergadura haya tenido tan poca difusión. De hecho, no existe una página web oficial del evento, ni tan sólo un dominio web de Machu Picchu. Además, hay poquísimo contenido sobre el centenario en la página oficial de Turismo de Perú. En definitiva, toda la información sobre el centenario se puede encontrar a través de blogs y noticiarios digitales que hacen difusión del evento como diariodelviajero, elproximoviaje, globedia, peru21.pe, enlacenacional,etc.

Estrategias low cost

Los estudios parecen vaticinar que el low cost perdudará en los hábitos de consumo después de la crisis. Esto es lo que se desprende de una encuesta realizada por pWC (que por cierto, no estuvieron muy acertados en el naming). Aunque la encuesta no los incluía, es fácil extrapolar las conclusiones del estudio a los flujos turísticos. De hecho, en clan-destinos ya nos hemos referido al low cost en otras ocasiones.

Francesc Valls ya había realizado un buen catálogo de iniciativas low cost en diversos sectores económicos, pero en Barcelona han dado un nuevo paso. Han creado el concepto de destino low cost (nos gusta más el concepto de low price, pero es una batalla nominal que damos por perdida). Como saben, Barcelona ha iniciado esta semana la Barcelona Opportuniy Week (BCNOW!), un catálogo de servicios turísticos a unos precios muy bajos.

Entre el 28 de enero y el 6 de febrero, se pueden contratar hoteles de lujo a precio de un tres estrellas, habitaciones de ensueño por muy poquito, cenas en restaurantes de autor por 40 euros y una extensa oferta cultural dos por uno. Se ha unido, además la oferta comercial de los mercados de Barcelona y las floristerías de la ciudad, que ofrecen ramos por 11 euros. Hemos estado rebuscando entre las ofertas, y como suele suceder, hemos encontrado verdaderas gangas al lado de descuentos muy modestos. Por cierto, es todo un síntoma que el catálogo de hoteles o restaurantes aparecen con la valoración tripadvisor al lado.

La iniciativa de Barcelona es arriesgada, pero es fácil intuir los beneficios de la apuesta. Nos gustaría destacar como mínimo tres.

1. En primer lugar, BCNow permite repuntar la demanda en un momento de la curva muy bajo: cuesta de enero más pre carnaval más frío invierno igual a plazas casi vacías. La oferta intenta llamar la atención de los clientes en un momento en el que la predisposición a la compra está en el congelador y las visas en reanimación.

2. En segundo lugar, BCNow ha facilitado una notoriedad muy relevante a la ciudad. El índice de impacto de la noticia es muy alto y permite mejorar la imagen de marca de la ciudad, ya de por sí muy bien situada. Barcelona se ha colado en todos los informativos del Estado, en los principales rotativos y ha adquirido, incluso, una relevancia internacional.

3. Por último, la estrategia permite incorporar una información muy valiosa sobre demandas potenciales y el efecto del precio en el comportamiento del turista. Como describe bien Tim Harford en El economista camuflado, una de las principales misiones de las empresas del futuro es estudiar la reacción de la demanda a los diferenciales de precio. El objetivo es evidente: Ofrecer a cada cliente el precio que esté dispuesto a pagar. BCNow permite recoger información absolutamente básica sobre el efecto de los precios bajos en nichos de demanda menos proclives a los servicios turísticos.

En todo caso, el experimento de Barcelona (no exento de riesgos) demuestra las posibilidades de los destinos cuando se coordina la acción entre el sector privado y el sector público. Les dejamos, que estamos buscando mesa para esta noche.

Tarragona: 10 años Patrimonio de la Humanidad

Hoy, 30 de noviembre de 2010, Tarragona celebra que hace 10 años la ciudad romana (Tárraco) fue declarada Patrimonio Mundial de la UNESCO. Justo cuando hace escasamente 15 días fueron declarados, en Nairobi (Kenia), Patrimonio Inmaterial de la Humanidad los Castillos Humanos (Castells), originarios también de la zona de Tarragona, junto con el Canto de la Sibila, el Flamenco, la Falconería y la Dieta Mediterránea (más de carácter transnacional, pues fue una candidatura conjunta entre España, Grecia, Italia y Marruecos).

Para conmemorar esta fecha histórica, la ciudad ha organizado un amplio e interesante programa de actividades (conferencias, conciertos, recreaciones históricas, visitas guiadas, exposiciones….), especialmente sugestivo para el visitante nacional y apto para todos los públicos (con ofertas muy segmentadas),.

De hecho, la ciudad inauguró el calendario de actos el pasado 8 de octubre y concluirá esta misma semana con las Jornadas científico-divulgativas “Exemplum”. Unas jornadas dedicadas al urbanismo romano y a la arqueología museográfica romana, que tendrán lugar los días 01, 02 y 03 de diciembre. Por cierto, Exemplum fue una palabra utilizada por Tácito para referirse al templo que Tárraco dedicó a Augusto.

Esta práctica de organizar eventos efímeros parece estar  de moda entre muchas localidades patrimoniales. Mercados medievales, ferias renacentistas, recreaciones históricas, visitas teatralizadas, festivales de música, jornadas gastronómicas…, se reproducen miméticamente dondequiera. Si bien es cierto que se trata de un instrumento de gestión turística local recurrente para combatir la reducción del ciclo de vida de los destinos turísticos, también es cierto que están saturando el mercado hasta límites insospechables. Se trata de los mismo productos en distintos lugares, un claro ejemplo de  estandarización en la época postfordista (¿o no?).

En el caso de Tarragona juega con ventaja, pues dispone de un elemento que la distingue de muchas otras ciudades, el legado romano, y  ésto indiscutiblemente la hace diferente y singular. De hecho, éste está siendo su telón de Aquiles, su apuesta estratégica. No obstante, ya empiezan a ser bastantes los eventos anuales efímeros que se organizan entorno al patrimonio romano (en cambio, hay muy pocas ofertas de carácter permanente). Esperemos que no caigan en el error de saturar el mercado.

Un museo accesible a todos: la iniciativa del MNAC

Des del pasado jueves (7 de octubre) y a lo largo de todo el mes de octubre y noviembre, el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) ha instalado en las calles de Barcelona, Plaza Sant Jaume, Paseo de Gracia, la Rambla, Ciutat Vella, la Avenida Diagonal…, réplicas digitales de algunas de sus obras maestras, en total 33 réplicas de las mejores obras del museo.

La propuesta, que es una iniciativa del museo, la empresa HP y Turisme de Barcelona, consiste en realizar una ruta por la ciudad (guiada con una audioguía) localizando las diferentes obras de arte que ha instalado el museo y fotografiándolas para posteriormente darlas a conocer a través de las redes sociales.

La iniciativa pretende dar a conocer el museo y su colección a la gran masa social. Es decir, acercar el museo al gran público. Pero también, se trata de una nueva propuesta de ruta urbana que permite redescubrir la ciudad desde la perspectiva de unos autores que han vinculado su obra a determinados espacios, edificios y rincones de la ciudad.