Sobre qué es (y qué no es) un apartamento turístico


Acaba de publicarse una ley en Cataluña que intenta resolver una de las preguntas sin respuesta más recurrentes del debate entorno a la actividad turística: ¿qué es un apartamento turístico? Según la misma ley, se trata de: “toda aquella vivienda que sea cedida por sus propietarios a terceros para realizar una estancia inferior a 3 meses a cambio de una prestación económica”. Hasta el momento, el concepto de apartamento turístico ha sido tan “maleable”, que ha permitido albergar cosas realmente muy-muy distintas. Por ejemplo, (A) grandes resorts formados por unidades de alojamiento, con recepción y demás servicios turísticos, (B) viviendas particulares ubicadas en el sí de una comunidad de vecinos y sin ningún otro servicio turístico adicional, o (C) inmuebles independientes de propiedad vertical (chalets, fincas). Pero con la correcta aplicación del nuevo marco regulador, las cosas deberían cambiar. Los principales aspectos regulados que constituyen un avance substancial se pueden resumir en los siguientes puntos:

  1. Se someterán a la ley todas las estancias inferiores a 3 meses (exonerando a los alquileres no turísticos que se producen, como por ejemplo los pisos de estudiantes, etc.).
  2. El proceso se ejecutará mediante licencia de actividad municipal, cosa que de paso puede contribuir al problema eterno de la financiación de los municipios turísticos.
  3. Se atorga poder a las comunidades de vecinos, que podrán vetar dicha tipología de alquiler.

Pero como ocurre casi siempre, no todo el mundo puede estar de acuerdo. En ésta ocasión, la Federación de apartamentos turísticos ha manifestado su decepción, por no lograr el objetivo de la regulación en contra de los apartamentos turísticos que ellos consideran competencia desleal, oferta no regulada e ilegal. La Federación afirma que la actividad debería estar controlada por profesionales acreditados mediante empresas intermediarias, que puedan responder con un seguro de responsabilidad civil.

Pero lo cierto es que, por mucho que les moleste a algunos, la ley puede constituir una regulación efectiva de un problema grave hasta el momento. Por un lado, mantendrá la libertad del ejercicio de una actividad económica por parte de los particulares propietarios que deciden alquilar sus inmuebles, sin necesidad de constituirse como empresa ni disponer de un edificio entero para alquilar. Pero además, se tendrán en cuenta funciones de ordenación y control para proteger a todas las partes. Sobretodo al turista… y a los vecinos.

¿Qué les parece?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: