Tópicos


Una de las aplicaciones turísticas de itunes es What country, una guía turística de países por un dólar. La aplicación define a Italia como “pizza, mafia, pasta y scooters” y la ministra de cultura del país transalpino ha mostrado su más enérgica protesta. No es para menos. De todas formas, muchos otros países tienen argumentos para criticar la aplicación, como los alemanes que son resumidos como “cerveza, orden y autopistas”. Con el debate de itunes como telón de fondo, hemos recordado un post sobre la visión que tienen de España los suecos:

Cuando se nombra a España lo que se asocia a ella son corridas de toros, flamenco, sangría… pero cuando te trasladas a la península acabas comprobando que casi nadie visita una plaza y mucho menos un tablao por lo que los supuestos valores identitarios y culturales del país en realidad no lo son. No existen. El alma que te han vendido del país no está

A menudo, el turismo parece una compra venta de tópicos, cuatro o cinco imágenes que asociamos de forma espontánea a un lugar. ¿Cómo se construyen?. Y aun mejor, ¿cómo se combaten?. ¿Quién decide las imágenes que asociamos a un destino?.

  • En primer lugar, sin imágenes no hay turismo. Hay algo peor que resuman un destino complejo y dinámico en cuatro tópicos: Que el destino carezca de imagen. Todos tenemos una imagen de París, de China o de California. Y probablemente carecemos de una imagen consensuada de Ciudad Real o de Guadalajara. Por eso, apenas tienen turistas.
  • En segundo lugar, los tópicos no sólo explican la elección de un destino, sino que condicionan el comportamiento de los visitantes y su grado de satisfacción. Si la imagen percibida se aleja demasiado de la imagen inicial, aumentará nuestra decepción, como recoge el post que hemos citado.
  • La imagen se hace más compleja a medida que reducimos la distancia. Nos es más difícil simplificar Francia que Australia. Pero también las imágenes se matizan y complementan con la frecuencia turística: Hay un abismo entre los turistas que visitan un destino por primera vez y los que repiten.

En los últimos días, el Gobierno catalán ha presentado su catálogo de iconos, algo así como el listado de tópicos realizados desde el propio origen. El primer problema es la extensión del catálogo: Es tan difícil resumir un destino, que el número de iconos alcanza los 116, demasiados para la débil memoria de los turistas, que no pasarán del tercero o el cuarto. El segundo problema es la controversia del resultado, ya que los excluidos se sienten rechazados. Serían impagables las grabaciones de las discusiones del equipo de trabajo que ha acotado los iconos, formado por miembros del Institut d’Estudis Catalans, FAD y el MNAC.

Una respuesta

  1. La realidad es que en muchas ocasiones nos dejamos llevar por las cosas que no debemos pero creo que hay muchos artículos que resaltan lo bello de cada país y de su maravilloso turismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: