La ventana de Johari


De entre todas las batallas del turismo contemporáneo, una de las más complejas es la batalla por la identidad. Identidad de los destinos, identidad de las empresas… Pero, ¿qué es exactamente la identidad?. Una forma de aproximarnos a este concepto es la ventana de Johari, que se usó inicialmente en la psicología cognitiva.

Imaginemos una matriz formada por dos ejes: por un lado los elementos que conocemos de nuestra identidad y los que desconemos; por otro lado, los elementos que los demás conocen de nuestra identidad y los que no conocen. El resultado son los cuatro cuadrantes clásicos:

  • La identidad pública es la que conocemos tanto nosotros como los demás.
  • La identidad privada (o secreta) es la que sólo conocemos nosotros.
  • La identidad ciega es la que los demás captan de nosotros, pero nosotros ignoramos.
  • La identidad desconocida son los elementos ignotos, tanto por nosotros como por los otros.

¿Podemos aplicar la matriz a la identidad turística?. Imaginemos un destino turístico. La identidad pública son los elemento (positivos y negativos) del  destino que conocen tanto los gestores del destino como los visitantes; hay factores del destino (apreciaciones, imágenes, valoraciones) que son realizados por los visitantes y son desconocidos por los gestores. Éstos intentan que los elementos negativos de la identidad no sean percibidos por los visitantes, esto es, que formen parte de la identidad secreta. Y hay un espacio desconocido tanto por los visitantes como por los gestores.

En un modelo 1.0, los gestores turísticos intentan mantener una identidad secreta que guarde sus mayores defectos y una identidad pública reducida sólo a los factores más favorables del destino. Con el desarrollo de las herramientas 2.0, lo que creció de forma más notable fue la identidad ciega: los visitantes transmiten una información sobre el destino que los gestores desconocen. Por eso, la estrategia debe cambiar: Ya no podemos almacenar los trapos sucios en el arcón de la identidad oculta. Nuestro principal objetivo debe ser diluir la frontera que separa la identidad ciega y la identidad pública. ¿Estamos preparados?.

4 comentarios

  1. Hola

    Menudo blog has trabajado. Enhorabuena por ello. Aun no he podido mirarlo con detenimiento, pero prometo hacerlo en cuanto tenga un hueco. Pondré un enlace en mi blog. Si te apetece, puedes hacer lo mismo.

    Saludos.

  2. Interesante post y muy instructivo

  3. […] nuestro establecimiento y analizar detenidamente por si concuerda con alguno de los parámetros de La ventana de Johari (una más que interesante reflexión) aplicados al sector […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: