Habilidades para gestionar un destino turístico


A menudo se puede escuchar a personas vinculadas a instituciones, empresas, patronatos, universidades y demás, quejarse de las acciones que emprenden y decisiones que toman los gestores del destino turístico al que pertenecen. Las quejas muchas veces se pueden resumir en la misma frase: no hay un rumbo claro, y mientras tanto, la competencia se está espabilando rápido. Evidentemente, en un post (aunque sea de Clan-destinos) no vamos a descubrir el mapa hacia ‘El Dorado’, pero sí queremos aportar nuestro granito de arena, aunque sea de arena muy fina…

Vamos a responder a ésta pregunta. Bajo su punto de vista, ¿cuales son las habilidades más necesarias para gestionar un destino con éxito?

1. Tener la capacidad de urdir redes y no desunir más a las partes. Puesto que a menudo las relaciones entre los pueblos y las persones ya estan marcadas (o incluso degradadas) fruto de una larga cohetaneidad (y los agentes de destinos turísticos no son una excepción), hay que encontrar el equilibrio entre la innovación y la tradición, la discrepancia y el consenso, los agentes y el colectivo, etc. En resumen, gestionar destinos es gestionar personas. Tan senzillo y tan complejo…

2. Prestar atención a todo. ¿Qué quiere el turista? ¿Como debe ser el turismo para acomodarse correctamente con la población local? ¿Qué recursos disponen las administraciones locales, regionales, nacionales e internacionales para encontrar fuentes de financiación de nuestras acciones, así como qué sinergias se pueden encontrar en aspectos como la imagen, acciones comunes o compartidas, etc.? Y un sinfín de preguntas más, que bajo nuestro humilde punto de vista encuentran respuesta en las ferias (¡para eso sí sirven!), en eventos turísticos, congresos, o incluso en los mismos establecimientos turísticos, …  es decir, en “la calle” y no en los despachos. Por ello, los gestores de destinos deberían salir y saber escuchar todo lo que pasa a su alrededor.

3. En cierto modo, relacionado con el segundo punto, se debe crear una imagen que enganche. Seguramente ahí se pueden hacer muchas quinielas de aspectos cruciales que se deben considerar para la construcción de esa imagen (lo que somos y lo que queremos ser, lo que busca la demanda, lo que resulta interesante para la población local, lo que se alinea con las estrategias de todas las instituciones, etc.), y sobre como proyectar esa imagen de forma exitosa (presencia en medios de comunicación escritos, audiovisuales, digitales, online; oficinas de turismo, materiales de promoción, etc.), y como no, la presencia y reputación en entornos 2.0 (o lo que es lo mismo, en las cabezas de nuestros clientes actuales y potenciales, nuestros competidores, nuestros stakeholders, etc.). Se debe tener en cuenta que la mayoría de los elementos que influyen en la toma de decisión para escojer un destino son adquiridas de forma accidental y no planificada, y por lo tanto nuestra imagen se proyecta mucho más allá de lo que podamos controlar, pero no por ello debemos dejar de prestar atención a algo tan importante en la toma de decisión del destino.

4. Saber interpretar en qué somos realmente buenos y reconocer en qué simplemente mediocres.Todo el mundo no debe NI puede tener de todo. Así pues, ¿qué tengo REALMENTE? Cultura, naturaleza, playas, comercio, vida nocturna, etc. ¿Y qué combinación interesantes tengo? Se ha acabado la barra libre, el futuro son los segmentos, los productos especializados, además de muchas otras cuestiones harto repetidas, como la calidad, la sostenibilidad, etc.

5. Tener la capacidad de identificar y obtener aquella información crucial para la toma de decisiones. Conocer qué cliente tenemos puede resultar más difícil de lo que aparentemente parezca. Debemos responder a preguntas más o menos senzillas como de dónde viene, cómo viene, con quien viene, etc; pero también a otras como en qué actividades y cuánto gasta, cómo decide venir a nuestro destino, qué come y dónde duerme, etc…? Y por otro lado, ¿qué tejido de productos y empresas turísticas tenemos? También aquí deberiamos investigar cuestiones como  si son empresas familiares o multinacionales, grandes o pequeñas, qué situación financiera viven, qué inversiones (nacionales y estranjeras) hacen, como se adaptan a las nuevas tecnologías, si innovan, etc… Como decía un amigo,  es mucho más difícil disponer de buena información que tomar buenas decisiones.

Evidentemente, cada punto se merecería mucho más de un post por sí mismo, pero se nos antoja que ésta mezcla de argumentos debería permitir sentar las bases para un buen modelo de gestión de un destino, prestando atención a la demanda, los agentes, las instituciones, con la colaboración de las universidades, y hacia un objetivo colectivo consensuado y estimulante.

¿Qué opinan? ¿Alguien más quiere dar su propia receta?

Una respuesta

  1. Hola amigos,
    Me ha parecido muy interesante este post, felicidades por el análisis.
    Me quedo con la importancia del punto 2, para mí el más valioso. Que yo resumiría como DIALOGO y TRABAJO DE CALLE. Es algo que sirve como receta para todo, no solo para políticas turísticas, sino también para politicas económicas y sociales.
    Hay que hacer más “práctica” toda acción encaminada a la promoción turística. En este país somos muy de lanzar proyectos, duplicados, triplicados…sin estudiar la más mínima repercusión ni consecuencias. Multiplicamos acciones, a veces incluso encontradas, es algo caotico, sinsentido, un despilfarro de fondos.
    Lo bueno y lo malo es que ahora como hay pocos fondos, si es mucho más necesario estudiar las consecuencias de esas acciones, y cuestionar las que nos parezcan desafortunadas, si es que hay gente que se cuestiona cosas, claro. ¿para qué las ferias?…todos lo sabemos…Pedirle a un político que salga a la calle a preguntar qué necesita el sector turístico es tan imposible (con lo que hay ahora) como que un presidente de un asociación o federación le pregunte lo mismo a sus socios, una UTOPIA.
    Tenemos los medios, tenemos los instrumentos, pero ¿queremos realmente hacerlo sin cambiar nuestro estatus?

    Un abarzo al equipo,

    Yolanda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: