Destinos “sexys”


Les proponemos otra lectura para los ociosos días que se avecinan: ¿qué es lo que define el “atractivo” de un destino? El magnífico artículo publicado recientemente por Weidenfel, Butler y Williams defiende que una fórmula a partir de factores como la complementariedad y proximidad de los recursos confiere el poder de atraer a los turistas. Un buen puñado de conceptos que nos llevan a reflexionar sobre como son y como deberían ser nuestros destinos turísticos.

¿Compatibilidad o acumulación?

La literatura académica existente ha demostrado sobradamente por medio de numerosos estudios que los visitantes consumen más de un atractivo en la misma región que visitan, y que la compatibilidad entre productos y/o  la acumulación de diversos productos similares son elementos determinantes en la elección de los destinos por parte de los turistas. A partir de aquí, cada uno debería escoger su camino: ¿Especialización en productos similares o mezcla de productos distintos?

Proximidad espacial de los productos turísticos = incremento del atractivo global

La proximidad entre los diversos productos existentes, dispuestos y conectados en red, facilita la buena fluidez de la actividad turística. De hecho, algunos territorios muestran una cierta tendencia hacia la clusterización de forma inconsciente y no planificada, en base a la proximidad territorial y temática de los productos vecinos, cuando los beneficios como las economías de escala superan los obstáculos políticos, administrativos, étnicos, etc.

Nuevos clústers o destinos turísticos temáticos y espaciales

A la luz de lo expuesto, no resulta tan difícil  imaginar nuevos  clústers o áreas territoriales y temáticas que tengan más lógica turística que muchas de las actuales marcas turísticas. La creciente hipersegmentación de la demanda y las nuevas herramientas de comunicación (redes sociales, blogs, etc.) deberían hacer el resto… Si los políticos y planificadores fueran capaces de imaginar un mundo diferente, claro está. Les prometo un post al respecto en breve.

La aportación de Weidelfeld, Butler y Williams nos parece muy interesante, sin duda. Sobre todo cuando observamos que muchos gestores de destinos siguen empecinados en desarrollar y promocionar destinos con lógicas territoriales a partir de criterios administrativos, históricos, étnicos, etc., que poco o nada tienen que ver con las tendencias expresadas por la demanda turística. Una lástima de pérdida de tiempo…

Bibliografía: Clustering and compatibility between tourism attractions. Weidenfel, Butler y Williams (2010). International Journal of Tourism Research, 12, 1-16.

ADDENDA: Para acabar, una curiosidad un tanto menos científica y más divertida: a continuación la serie de resorts, playas, islas, piscinas, alojamientos invernales, y fiestas más sexys según el portal Concierge… sin duda, cuando allí hablan de “sexy”, están hablando de otra cosa…

Una respuesta

  1. […] pocos días hablábamos de destinos sexys. Hoy vamos a profundizar un poco más en uno de los hilos de aquel post: la generación de nuevos […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: