Viajes con estancias lingüísticas


negocios[1]

A pesar de que viajar al extranjero para estudiar una lengua es una práctica bastante común y extendida entre los jóvenes de todo el mundo, no es tan habitual que los mayores de 50 años, las familias o profesionales contraten programas de idiomas en el extranjero.

Algunas empresas, concientes de esta situación, han diseñado nuevas propuestas de viaje que combinan el aprendizaje de lenguas con interesantes programas de ocio. Así pues, estas ofertas que se dirigen especialmente a personas mayores, profesionales y familias, permiten aprovechar las vacaciones a la vez que aunar en el conocimiento de una lengua.  Se compaginan unas horas de clase al día con un elaboradísimo programa de visitas, prácticas deportivas, actividades culturales y lúdicas, o incluso el desempeño de alguna afición.

Entre algunas de las propuestas que han suscitado nuestro interés se encuentran, por ejemplo, cursos en Burdeos de enología (con catas de vinos incluidas) combinados con programas de  20 horas semanales de francés; o cursos de inglés en Sudáfrica compaginados con safaris fotográficos de dos días en el Kruger Nacional Park y visita a las principales ciudades del país; o en Malta, por ejemplo, programas de formación de inglés y de iniciación a la práctica del submarinismo; o también en Malta tienes la posibilidad de complementar un curso intensivo de inglés  con un curso de navegación.

Si el idioma elegido es el italiano, Studiainitaliana propone un curso de arqueología en Nápoles combinado con un curso de italiano, más un sugestivo programa de visitas guiadas a los yacimientos de Pompeya y Herculano y clases prácticas de técnicas de mantenimiento, tipos de soporte y pintura al fresco.

Otra de las propuestas que se pueden contemplar, son los viajes formados por gente de diferentes nacionalidades donde el idioma común es el inglés. Está es la propuesta de Interway para gente que busca aventura, pasarlo bien y compartir el viaje con turistas de otras culturas y tradiciones, utilizando el inglés como lengua vehicular

En fin, disfrutar de unas bien merecidas vacaciones a la vez que aprender otra lengua es una posibilidad nada desestimable, especialmente en un momento en el que dominar idiomas es casi una obligación.  Como ven las posibilidades empiezan a ser diversas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: