Usted es trabajador… ¿o cliente?


Un hombre busca trabajo en el sector hotelero. Cuenta con una extensa experiencia y quiere ascender en alguna cadena de reconocido prestigio. Encuentra un anuncio en un diario que se ajusta a sus intereses, motivaciones y aspiraciones. El anuncio dice que buscan a gente dinámica, emprendedora, con experiencia y responsabilidad. Parece un traje a medida, por lo que nuestro candidato se pone en contacto con la empresa, y concierta una entrevista de trabajo. Cuando llega el día, se presenta a la hora indicada, pero le hacen esperar tres cuartos de hora antes de recibirle. Nervioso, el candidato entra en la sala, en la que le esperan 4 personas con cara de pocos amigos. Después de una mala experiencia, que se parece más a un interrogatorio policial que a una entrevista, se despide y se marcha a casa cabizbajo. Pasados unos días, nadie de la empresa se ha puesto en contacto con él. Llama por teléfono a la empresa, y después de tenerle 5 minutos pasando de secretaria en secretaria, consigue hablar con alguien del Departamento de Recursos Humanos, quien le informa de mala gana que no ha sido elegido para el puesto.

Lo que podría haber sido una buena relación profesional, casi como una bonita historia de amor, acaba en una situación negativa, por culpa de una experiencia muy puntual, pero devastadora, en la entrevista de trabajo. Lo peor, que como empresa no sólo hemos perdido a un buen trabajador. Además, hemos hecho un “enemigo”. El candidato defraudado no solo no nos va a recomendar, sino que va a aconsejar a sus amistades, familiares, y conocidos que no reserven en nuestra cadena.

A menudo se les da poca importancia a los procesos de selección y reclutamiento en las empresas. Pensando en aquello de que nuestro primer cliente es nuestro trabajador, me atrevo a añadir: ya sea un ex trabajador, un trabajador actual, o un futuro candidato, el protagonista de esta historia.

Además, la empresas turísticas en muchas ocasiones tienen unos elevados índices de rotación, debido al desgaste causado por la tensión que representa estar al servicio de los clientes, y por unas condiciones laborales precarias. Por todo ello, las empresas que consigan transmitir una imagen de seriedad y de preocuparse por sus trabajadores como si fueran realmente clientes, va a tener más posibilidades de retener a sus mejores trabajadores, así como de atraer a los mejores que haya en el mercado. Y esto debe ser muy importante, si al fin y al cabo estamos hablando de un negocio que se basa en la prestación de servicios.

Nota: Gracias Paul Barron por sus ideas, que han servido para redactar este post.

Anuncios

4 comentarios

  1. Acertadísima reflexión.

    No solo para candidat@s a trabajadores de la empresa, sino también extensible a proveedores (actuales o potenciales) de nuestra empresa.

    Qué derroche en imagen, certificaciones de calidad, publicidad, uniformes, equipamiento… para ver después cómo se trata a “vendedores” que se acercan a la empresa a ofrecer sus servicios/productos. “Enemigos” no porque no se le haya comprado, sino por el trato dispensado, sin percatarnos de su inherente condición de cliente y prescriptor.

  2. Pues es cierto, Pedro. Es verdad que los proveedores potenciales son posibles clientes y sobre todo prescriptores privilegiados porque entran en contacto con otras empresas del sector. No me lo había planteado y me parece una idea excelente.

  3. Bueno parece que estamos de acuerdo en que cualquier persona puede ser cliente de nuestra empresa. Potencialmente prescriptores y por ese motivo cabe pensar que la imagen de una organización de dejar de ser un mito para volverse realidad. Sobre la pantalla todo cuadra… pero la realidad supera la ficción. Todavia nos queda mucho para intentar tener la calidad como algo inherente en nuestro dia a dia.

  4. Principalmente estoy de acuerdo con Ferry: la calidad aún no está instalada en nuestro día a día. Hasta pronto!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: