Ciudades míticas del celuloide


universal

Millones de turistas visitan cada año los grandes estudios de Hollywood, Cinecittà y  Babelsberg deseosos de (re)conocer los decorados de sus películas preferidas. Los estudios cinematográficos se han convertido en la principal baza turística de algunas ciudades; son ya un icono turístico de primer orden.

Ya habíamos presentado en anteriores posts la relación que existe entre el cine y el turismo. En este post, sin embargo, estamos interesados en realizar un breve recorrido por algunos de los estudios cinematográficos más conocidos del planeta.

Los Ángeles (California) es, sin duda alguna, la gran capital del cine mundial, pues ha sabido explotar como nadie el tirón del séptimo arte para atraer a miles de visitantes. La ciudad no solamente es la sede de los grandes estudios de cine y televisión (Warner Bros, Paramount, Universal Studios…), sino que además es la ciudad donde residen muchas celebridades, cuenta con el famoso paseo de la fama (con las huellas de conocidos personajes del celuloide), el gran Teatro Chino de Hollywood Boulevard o la sede del mundialmente conocido festival de los Oscar (el mayor reconocimiento de la industria cinematográfica).

En Europa, destaca la ciudad de Roma con la emblemática Cinecittà Studio (a sólo 9 quilómetros del centro de la capital italiana). Un proyecto de ciudad del cine con el que Mussolini quería competir con los estudios de Hollywood. A pesar de que la historia de la Cinecittà está marcada por momentos de auge y otros de decadencia, todavía es la industria cinematográfica más importante de Europa.  En sus estudios se han realizado más de 3000 películas, con títulos tan conocidos como “Quo Vadis”, “Ben Hur”, “Cleopatra”, “La dolce vita”, “El nombre de la rosa”,  “El Padrino Parte III” o  “El Paciente Inglés”, entre otros.

En Postdam (Alemania) se ubican las instalaciones de Filmpark Babelberg. Casi un siglo de producciones avalan estos estudios. Grandes cineastas como Hitchcock, Verhoeven o Polanski han llevado a cabo sus producciones en los decorados de la Filmpark Babelberg. Asimismo, es  un parque temático, donde se recrean algunas de las escenas de los filmes, se pasea entre los decorados de algunas de sus películas, se descubren algunos trucos y efectos especiales, e incluso se puede ser actor por un día, asistente de cámara o sonido, periodista de informativos… o cualquier otra profesión vinculada con la gran y la pequeña pantalla. Casi medio millón de visitantes entran en el parque cada año.

España cuenta con la Ciudad de la Luz, los estudios de cine de Alicante. Un proyecto de más reciente creación que los anteriores (abrió sus puertas en 2005), pero no por ello menos ambicioso. Se trata de un complejo industrial para la producción de películas, de series para la TV y anuncios publicitarios. Dispone además de un centro de estudios, donde se imparte formación vinculada con el mundo audiovisual. Está prevista, también,  la realización de circuitos turísticos para visitantes interesados en conocer en directo los entresijos del mundo del cine y la televisión.

Anuncios

Una respuesta

  1. […] posts anteriores (“Turismo y cine, Ciudades míticas del celuloide” y “Del cine al turismo“) ya hemos hablado de la importancia que tiene la relación cine […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: