Ávila Mística


Merodeando por la plácida ronda que circunvala la espléndida muralla de Ávila, uno se encuentra con la antigua casa del jardinero del Rastro, convertida ahora en una maravilla de la interpretación turística. Éste edificio y su contenido son el resultado de la unión perfecta entre el conocimiento y la pedagogía, ambos al servicio del turismo. Personalmente creo que lo más interesante del Centro de Interpretación de la Mística es su capacidad de sorprender al visitante, aún si éste conocía su existencia antes de visitarlo, gracias a una extremadamente innovadora puesta en escena.

El reto que se propone el Centro es explicar algo tan lejano conceptualmente a los estilos de vida actuales como la Mística. La singular estructura del edificio propone un auténtico viaje de las entrañas a la ascensión de la Mística, a través de los símbolos y mensajes distribuidos por sus cuatro salas. Y aunque se trate de un concepto “antiguo”, el resultado en absoluto parece “viejo”, sino que más bien sorprende por su vigencia, gracias a los vínculos establecidos con elementos de todas las religiones mayores: el Cristianismo, el Hinduismo, el Budismo, el Islam y el Judaísmo. Elementos que, de hecho, las agermanan. Como dicen sus creadores: “Cada parte tiene su contemplación y lectura propias, al tiempo que su sentido último se muestra en la medida que (uno) se adentra el conjunto. Este sentido último no puede cumplirse sin la presencia del visitante que se desplaza por el interior de la obra, que debería entrar al centro como quien entra en su propia alma: buscando algo y buscándose a sí mismo. En este espacio, centro y visitante confluyen en un mismo paisaje interior que no es sino un territorio por explorar, una búsqueda y un encuentro, y en última instancia una creación propia.” Un espacio para experimentar y sentir. Al final del recorrido, a casi nadie se le escapa ya el verdadero motivo de la visita. Tan difícil pregunta, con tan sorprendentemente simple respuesta. Al fin y al cabo, para un mensaje universal, el lenguaje universal: “La noche oscura es un viaje y su lejano destino nuestro propio interior”.

Pese a tratarse de una propuesta relativamente humilde (nació en 2002 con un presupuesto de 140.000 Euros), su idoneidad yace en la complementariedad perfecta entre éste y el resto de atractivos de la ciudad. Pese a lo aparentemente distante que se encuentra el Centro de la Mística de las iglesias, la muralla, la catedral, etc., al final de la visita uno descubre que se encuentran en perfecta simbiosis, motivando un interesante debate y revisión constante del debate, en el que de forma recíproca lo nuevo alimenta a lo antiguo, y lo conceptual a lo material.

2 comentarios

  1. […] Columbia Británica. Se puede trabajar en el campo de la interpretación, siguiendo el ejemplo del Centro de la Mística de Ávila o los centros de inspiración o crear iniciativas extravagantes como los odotipos. Las clásicas […]

  2. This is why I love clan-dsetinos.com. Fascinating post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: