La competitividad de un destino turística (un buen modelo)


Hace pocos días discutíamos sobre la proliferación de pronósticos sobre como irá la temporada turística, a medida que ésta se acerca definitivamente. Defendíamos la necesidad de cooperación entre todos los stakeholders de la destinación… y que cada uno se debe dedicar a lo suyo.

Puesto que no se debe criticar sin proponer, he aquí una buena propuesta de modelo de competitividad turística. Vamos a ello.

El modelo de indicadores sobre la competitividad de un destino turístico que a continuación se expone está diseñado para establecer comparaciones entre países y sus respectivos sectores turísticos. Su objetivo es desarrollar una “receta” con los factores clave para el éxito. Es decir, todos los elementos del modelo pueden ser oportunidades o amenazas para el éxito de nuestra destinación, y ello dependerá de en qué medida y de qué forma están desarrollados cada uno de ellos. Vamos a hablar un poco de cada elemento que componen el modelo que se puede ver en la Figura 1.

El modelo: Para empezar, la competitividad de un destino turístico se define en general como la habilidad de un destino en proveer bienes y servicios que tienen más éxito que los de otros destinos en los aspectos de la experiencia turística que resultan relevantes para los turistas. Consta de los siguientes elementos básicos:

– Recursos:

  • Dotado de recursos (Endowed resources): nos debemos preguntar si nuestro destino dispone de la cantidad y calidad de recursos necesarios y con el potencial suficiente para satisfacer la necesidad de nuestra demanda actual y para atraer a nuevos clientes. Estamos hablando de naturales y patrimoniales.
  • Recursos creados: nos debemos fijar en aquellos recursos creados ad hoc, como tales. Es decir: shopping, eventos, etc.
  • Infrastructura de soporte: en qué situación se encuentra nuestra destinación en lo que a infrastructuras se refiere, considerando desde la diversidad y suficiencia de accesos hasta la calidad de las infraestructuras de alojamiento, etc.

– Condiciones coyunturales: todo lo que pasa en nuestro entorno, en la medida que impacta, interfiere, o potencia la situación de nuestra destinación. Se puede tratatr de condiciones económicas, sociales, culturales, demográficas, medioambientales, políticas, legales, gubernamentales, tecnológicas, etc. Algunos ejemplos: el precio del petróleo, el terrorismo, o también la situación (política, social, económica, …) de nuestros mercados emisores.

– La Demanda: hasta qué punto nuestra destinación está capacitada para influir en éstos 3 aspectos de la demanda.

  • Consciencia de la existencia del destino por parte del futuro turista.
  • Nuestra imagen proyectada puede influir en su percepción.
  • Capacidad de ofrecer los productos que más se acercan a sus preferencias.

– Gestión del destino: es decir, políticas y planificación, desarrollo de los recursos humanos, gestión medioambiental, etc., desarrolladas por los agentes públicos y privados.

  • Gobierno: debe habilitar un buen marco legal para maximizar la actividad turística minimizando sus posibles efectos negativos en la destinación. Ello se debe hacer mediante la legislación, las estrategias para fomentar la industria, y la promoción de la destinación.
  • Industria: debe apostar por la calidad y la sostenibilidad, por la formación, el asociacionismo de la industria, y lo más importante: participar en la financiación y gestión de la promoción de la destinación.

Como hemos empezado diciendo, todos éstos elementos unidos y en su correcta medida, conllevan la competitividad de nuestra destinación (de la que podemos extraer una serie de indicadores de gestión y seguimiento de nuestro nivel de competitividad). Y la competitividad sostenida en el tiempo finalmente conlleva la prosperidad socioeconómica del destino (y ello puede medirse también conindicadores de calidad de vida).

En el siguiente post entraremos de pleno en el tema de los indicadores, para argumentar nuestro punto de vista sobre qué informaciones se deben ofrecer tanto al sector privado y a la administración, como a los medios de información y sociedad en general, a la hora de analizar la actividad turística a partir de los criterios objetivos y contrastados de análisis aquí presentados.

NOTA: la información para redactar éste post proviene del artículo firmado por Dwyer y Chulwon Destination Competitiveness: determinants and indicators (2003).

Anuncios

2 comentarios

  1. Hola Clan-destinos

    Me encanta vuestro blog.
    Habeis recibido un premio.

    Para seguir las reglas, teneis que ir a
    http://ansogu.blogia.com/2008/063001-premio-al-esfuerzo-personal.php

    Hasta pronto

  2. […] escritos por un servidor se han referido a la competitividad del destino turístico (como éste, o éste; también va en la misma onda éste de […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: