(Recursos Online) Aliméntate de Internet: los agregadores


Hoy nos ocuparemos en esta sección de un clásico de la blogosfera: los agregadores. Vamos a hablar de ellos porque son herramientas diseñadas para ser más fácilmente entendidas por máquinas que por humanos, cosa que acostumbra a confundir un poco al principio. En cualquier caso, siendo consciente que para muchos quizás el “célebre” agregador es ya un viejo amigo, aprovecho para agradecer de antemano que compartáis vuestros conocimientos, añadiendo o quitando todo lo que queráis de lo que aquí se propone.

Los agregadores son una herramienta software que permite otra dimensión a nuestra experiencia online. El agregador nos permite recibir constantemente toda la información actualizada de las publicaciones online que están preparadas para ello (o sindicadas), y a las que nos deberemos registrar mediante el software del agregador. El formato que se utiliza en la transferencia de la información era el Rich Site Summary en la versión 1.0, y ahora es el Really Simple Syndication, en la 2.0 (RSS o atom).

El caso es que con un agregador, ya no necesitamos un navegador para consultar los nuevos contenidos online de todas las webs que nos interesan, puesto que recibimos las novedades en forma de resúmenes de información (conocidos como feed) directamente al escritorio de nuestro ordenador. Pero hay más ventajas, como permitir una mayor facilidad al acceso futuro a dichas publicaciones por parte de los usuarios, además de la valiosa información generada sobre la fidelidad de los lectores de una publicación online.

Casi no hace falta apuntar que la proliferación de blogs ha contribuido a la expansión de esta herramienta, por resultar especialmente útil para el seguimiento de una publicación periódica como los blogs. Existen distintos servicios que permiten reunir y gestionar las publicaciones online que nos interesan, con un elevado nivel de “customización”:

Software de escritorio como Feedreader, Newsgator o Feed Demon.
Agregadores besadores online como Google Reader, Netvibes o Bloglines.
Agregadores de webs como Google, My Yahoo o My MSN.
Agregadores como plugins de navegadores, como Firefox, Internet Explorer, Thunderbird u Opera.
Agregadores de software de gestión de correo electrónico, como Microsoft Outlook.

Su mayor utilidad en relación a los clásicos newsletters recae en que son más seguros (menor riesgo de spam, virus, etc.) y llegado el caso es más fácil cancelar nuestra suscripción. Antes de acabar, añadir que como ya se apunta en muchos ámbitos, la redifusión de contenidos web es una de esas realidades imparables del mundo online. De hecho, ya se le están buscando nuevos usos, como el aprovechamiento de estas vías para transmitir información comercial, como parece que no pueda ser de otra manera…

Para el que quiera ampliar contenidos, les recomiendo esta página, que incluso enseña a elaborar los rss para que otros se puedan subscribir a nuestro blog.

La mayoría de información técnica que aparece en éste artículo ha sido extraída de aquí, además de otras fuentes como Wikipedia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: