Estructuras de gestión del destino turístico


En un reciente estudio presentado por el Dr. Josep-Francesc Valls, del Centro de Dirección Turística de Esade, en el que se han analizado las relaciones entre el sector público y el sector privado en términos de estructuras de partenariado para la gestión turística del destino, se muestra que existen un conjunto de condicionantes que afectan estas relaciones:

  • Bajo conocimiento mutuo, desconfianza y reticencias para trabajar de manera conjunta.
  • Distinto modo de gestionar y de ritmos de gestión.
  • Diferente visión sobre la relación entre impuestos, gasto público y servicios.

Seguramente ninguno de los condicionantes son nuevos para quienes leen estas líneas, al igual que si enumeráramos las críticas del sector público hacia el privado (poca visión estratégica, diversa visión de la gestión pública entre los diferentes colectivos, sobrevaloración de las aportaciones privadas,…) o las críticas a la inversa (demasiados niveles de administración y criterios dispares, peculiar gestión del tiempo, le cuesta compartir el poder,…). Y digo que seguramente no leen nada nuevo porque conocen casos próximos dónde los patronatos, consorcios y entes varios sufren de estas dolencias. Ante estos condicionantes, las soluciones parecen obvias:

  • Confianza mutua basada en el dialogo.
  • Consenso y pactos.
  • Planificación con la participación de ambos.
  • Reparto de poder de decisión.
  • Aportaciones conjuntas.

Pero estas soluciones no podrán aplicarse si antes no se han superado los que seguramente son los temas clave de la relación entre el sector público y el privado:

  1. La definición clara de cuál es el papel del sector público y el sector privado en dichas estructuras de gestión y, por consecuencia, en la gestión del destino turístico. Que cada uno sepa que puede o debe pedir al otro y cuales son sus obligaciones es vital para el funcionamiento de estas estructuras de gestión.
  2. Una fuerte dosis de “ir al centro”, es decir, de compartir el poder y el protagonismo en la concreción de objetivos, la toma de decisiones, la gestión de los recursos disponibles y, también, de los resultados.
Anuncios

Una respuesta

  1. […] poderoso ni el más rico, sino el que mejor se adapta a las nuevas circunstancias. ¿Cuál es la receta mágica? Mi opinión es cooperación, cooperación y cooperación con todos los agentes turísticos del […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: