Turismo y cine


cine1.jpg

El turismo y el cine han ido siempre de la mano. Hay centenares de películas sobre turismo, desde El turista accidental a Babel. Pero este enlace tiene otra cara más interesante: el impacto turístico de una película. Los lugares aprendieron pronto que un éxito de pantalla era un excelente embajador turístico y. Arezzo nos enseñó los escenarios de La vida es bella; la región de Madison se benefició del éxito de Los puentes de Madison y el turismo africano tuve una pequeña edad de oro después de Memorias de África. Existe incluso un blog dedicado a vincular ciudades y películas.

Si surfean un poco por la red, verán que el cine ha dejado su rastro en la promoción turística de Nueva Zelanda (el escenario del Señor de los Anillos), en la Embajada de Japón (a pesar de que Lost in Traslation retrate un triste y gris país) o en la comarca del Pla de l’Estany (siguiendo los pasos de Soldados de Salamina). Algunas ciudades, como Londres, ofrecen una guía de los escenarios urbanos más relevantes. Un paso más allá son las ciudades del cine, como la mítica Cinecittà o la Ciudad de la Luz de Alicante, de la que hablaremos algún día.

Conscientes del valor publicitario del cine, las ciudades han creado las Film Commission. Estas agencias públicas promocionan las ciudades como platós al aire libre y gestionan las necesidades del rodaje. ¿Quiere usted un Barrio Viejo de Girona como el París del siglo XVIII para rodar El perfume?. ¿O desea crear ún Madrid desértico para la pesadilla de Abre los ojos?. las Film Comissions (así, en inglés) ofrecen casi todo: exteriores, permisos, tránsito, alojamiento, apoyo logistico…

La Film Commision de Barcelona es seguramente uno de los ejemplos más notables de estas iniciativas. Han seguido el ejemplo Santiago (una ciudad de referencia), Donosti, Madrid, Salamanca y fuera de nuestras fronteras Venecia o Tesalónica. Por supuesto, se han sumado a la fiesta las comunidades autónomas, de Extremadura a Galicia, pasando por Castilla y León. Y el efecto imitación (tan frecuente en turismo) hace que las FC se extiendan por lugares insospechados como Tenerife, Carmona, Jerez o Lugo. Nos hallamos una vez más ante uno de los problemas más comunes de la gestión turística contemporánea: la réplica de las iniciativas allí donde quizás no tienen sentido (ni mercado).

6 comentarios

  1. tienen mercado para los cortometrajistas ¡seguro!

  2. […] tuvimos la oportunidad de presentar una forma de la vinculación entre turismo y cine a partir de las comisiones de cine o film commissions. Hoy nos preguntamos de nuevo ¿qué tienen en común el cine y el […]

  3. […] singlesClan-destinosTurismo de floresEl pueblo en el que nunca pasa nadaEl mirador del Gran CañónTurismo y cineTurismo nudistaTurismo de alto […]

  4. […] para singlesRutas 2.0El mirador del Gran CañónEl libro de reclamaciones, por favorTurismo y cineTurismo de alto riesgoGestionando el destino turístico: la DMOTurismo […]

  5. […] posts anteriores (“Turismo y cine, Ciudades míticas del celuloide” y “Del cine al turismo“) ya hemos hablado de la […]

  6. […] Muchos destinos han intentado seguir el modelo de Barcelona, desde Lloret de Mar a Valencia, Madrid o Cuenca. De hecho, la ley de la Agencia Catalunya Turisme es una adaptación del modelo de Barcelona. En la mayoría de casos, el ente de promoción turística ha asumido también las competencias en la gestión de congresos (con la participación en un Convention Bureau) y la gestión de películas (con una film commision). […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: